¿Cómo tratar el glaucoma ocular?

El glaucoma se puede tratar a través de fármacos (“gotas”) o de cirugía. Todos los tratamientos van encaminados a disminuir la presión ocular del paciente. Es el oftalmólogo quien debe decidir qué solución es la más adecuada según las características del paciente.

Dentro de los tratamientos quirúrgicos, en función de las características del paciente, tenemos las iridotomías, trabeculectomías y el implante de válvulas o dispositivos mínimamente invasivos.

En cualquier caso, sea cuál sea el tratamiento, su objetivo es frenar el avance de la enfermedad, no siendo posible recuperar la visión que se haya perdido. Por esta razón, es fundamental que los pacientes se sometan a revisiones periódicas para detectar y frenar el avance de la patología en sus estadíos iniciales.

Acuda a su profesional del cuidado de la visión de forma periódica para controlar su presión intraocular y recibir el tratamiento más adecuado en caso de que padezca glaucoma.

Atención

  • Contenidos de tratamientos - Este contenido es de carácter informativo y hace referencia a patologías y opciones de tratamiento disponibles que, en cualquier caso, deberán ser siempre determinados por su profesional de la visión.